Andrés Bonifacio y de Castro (1863-1897) fue sin duda uno de los héroes de la insurrección filipina contra España, un líder radical que supo movilizar a las masas a favor de la lucha por la independencia de Filipinas. Nacido en el seno de una familia humilde, hijo de Santiago Bonifacio, un simple funcionario, y de Catalina de Castro, una trabajadora de una fábrica de tabaco, fue el mayor de seis hermanos. Apenas pudo estudiar y ejerció trabajos tan dispares como vendedor ambulante o bodeguero.

Andrés Bonifacio Katipunan

Grabado del líder revolucionario filipino Andrés Bonifacio, publicado en La Ilustración Española y Americana en 1897.

En 1892 se une a la Liga Filipina fundada por Rizal, pero los objetivos de esta de mejorar de forma pacífica la situación de los tagalos con respecto a la metrópoli no concordaban con su visión radical del conflicto. El 7 de julio de 1892, coincidiendo con el destierro a Mindanao de Rizal, Bonifacio funda el Katipunan junto con Ladislao Diwa y Teodoro Plata, una sociedad secreta con el objetivo de fomentar la revuelta armada contra España y buscar la independencia de Filipinas. Era, sin duda, un líder carismático como demuestra que solo en 1896 logró que el Katipunan pasara de 300 a 30.000 seguidores.

Andrés Bonifacio Katipunan

El Mural de Bonifacio (1964) pintado por Carlos “Botong” V. Francisco, Philippine National Artist for Visual Arts. El mural muestra el inicio de la revolución filipina contra España en 1896 liderada por Andrés Bonifacio, el llamado Grito de Balintowak o Grito de Pugad Lawi

El 23 de agosto de 1896 tuvo lugar el llamado Grito de Balintawak, una reunión de los líderes la sociedad en Coloocan, un barrio de Manila, que terminó con los gritos de “¡Viva Filipinas!” y “¡Viva el Katipunan!” y en la que Bonifacio, supremo del Katipunan, llamó a sus seguidores a la revuelta contra España por su libertad, fijando el levantamiento para el día 29. incitando a sus seguidores a romper sus cédulas como símbolo de que ya no estaban gobernados por España. Proclamó un gobierno revolucionario del que se proclamó generalísimo y envió emisarios a las demás provincias para iniciar su levantamiento.

El 22 de marzo de 1897 convocó a los principales líderes del Katipunan en Tejeros para discutir el futuro de la rebelión, pero esa reunión Emilio Aguinaldo, y no él, fue elegido presidente del Gobierno revolucionario. Esto provocó el enfrentamiento de Andrés Bonifacio y sus seguidores, los “magdiwang”, con Aguinaldo y el consejo “magdalo”, que terminó con la detención del primero. Condenado por traición en un consejo de guerra, fue conducido junto a su hermano Procopio al bosque de Buntis de Cavite y fusilado el 10 de mayo de 1897, marcando su muerte el fin del Katipunan.

¡Llévate esta miniatura exclusiva de Andrés Bonifacio, Supremo del Katipunan gratis con la nueva Colección Premium Insurgentes tagalos! La miniatura, inspirada en el Mural de Bonifacio (ver arriba) puede empuñar un bolo o una bandera (no incluida), como con frecuencia se le representa en diferentes estatuas a lo largo de Filipinas.